El rostro del sufrimiento.

Arena, la Valiente (Foto de: Victoria Abón)

El horror tiene muchas caras, el sufrimiento, muchas condenas.

Los galgos llevan en su ser una de las condenas más duras, la condena de ser galgo en éste país. Utilizados como objetos, vilipendiados, abandonados, maltratados, asesinados.

Los galgos y su condena les llevan a morir ahorcados, a vagar por las calles asustados, a huir de sí mismos, a dejarse morir de tristeza y dolor. Mientras ellos intentan recuperarse, otros se inician en el mismo calvario.

Sufrimiento en sus carnes, horror en sus almas.

Muchas son las caras del sufrimiento, muchas las miradas que irradian incomprensión frente a la crueldad e injusticia que contra ellos se cometen.

Miradas perdidas, huesos rotos, belleza robada.

Dolor en sus cuerpos, herida su alma, intentando encontrar un lugar en el que estar apacibles, en el que no temer ni sufrir, en el que poder descansar una noche, en el que no puedan enfermar. Un lugar en el que puedan huir de la cruel realidad, de la maldita suerte que le ha llevado a sujetar la condena más triste, ser un galgo en manos de un galguero.

El calvario de ser un galgo en España.

La Bella Paloma (Foto de: Cristina Martín)

Anulados y esclavizados, viven hacinados entre el hambre y los golpes, protegidos solo para no ser arrancados de sus viles manos, deshechados cuando su velocidad mengua, agredido cuando no cumple, abandonado cuando no sirve.

Teniendo como únicos compañeros la enfermedad, el dolor y la suciedad, traen más galgos al mundo sin poder negarse a ello. Convirtiéndose, sin desearlo, en el lugar donde comenzará el dolor para sus hijos. Alguno de ellos, cuando llegue la hora y no tengan las habilidades que se desean de ellos, comenzarán a vivir su calvario.

Negados e ignorados, por la Administración y la Ley, que mira hacia otro lado en lugar de mirarles a los ojos, evitando leer el evidente dolor que en ellos se refleja. Duele ver los rostros del sufrimiento, mientras se tiende la mano a los galgueros y se calla ante su podrida y cruel alma.

Cuerpo dolorido, herida el alma, ésta es la vida junto a los galgueros. Ésta es la condena del Galgo Español

Anuncios

2 comentarios en “El rostro del sufrimiento.

  1. teresa2

    que triste es cuando los ves en las perreras , animales jovenes que parecen ancianos de pena y de hambre o cuando andan vagando por las carreteras,
    este pais tiene una gran deuda para con los galgos

  2. Llega al alma lo que escribes! Has reflejado a la perfeccion por lo que pasan estos pobres animales! Pocos tienen la suerte de ser rescatados por organizaciones que intentan recuperar el alma en pena de estos nobles animales. El galguero ni se gasta un euro en vacunarlos y cuando, con toda tranquilidad, los dejan en las perreras se mueren de enfermedades que hoy en dia ya no deberian existir porque se evitarian con una sola vacuna. Ni eso lo valen para estos asesinos.
    Vera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s