Ser invisible

Tu no me ves, no me conoces, no te has dado cuenta de que existo y que te veo todas las noches.

Te he visto comer, os he visto jugar, os veo descansar en el sofá abrazados, me he percatado de que en esos momentos, sólo existís el uno para el otro.

Qué envidia.

Cada día, cuando el sol intenta escapar tras los frondosos árboles de ésta recóndita calle, me siento en ésta fría acera y miro al frente, dónde te encuentras protegido en tu hogar, disfrutando de un cómodo lugar donde tumbarte y descansar, con comida de sobra cada mediodía, cada noche, en un cálido espacio en el que no acordarte de que, aquí afuera, está a punto de nevar.

Qué envidia.

Yo volveré a dormir en ésta acera, junto al portal, tiritando de frío y hambriento, una noche más, cómo tantas desde que llegué aquí.

Cuando despierte, te veré salir junto a tu hermoso compañero, alegre de poder olfatear el rocío de la mañana, descansado y listo para corretear por el parque, para correr junto a ti en una unión imposible de describir, para volver un rato después al calor de tu hogar, dónde tu amigo descansará hasta el mediodía, momento en que repetiréis éste ritual.

Qué envidia.

Yo no dejo de olfatear el frío, el rocío se ha tornado molesto para mi piel y ya no sé qué es tener mi pelo seco. Para mí, los olores se limitan a rastros de comida que seguir, solo puedo olfatear el rastro de cualquier alimento que pueda comer, porque no sé cuánto tardaré en encontrar algo que calme el constante apetito al que mi estómago ya se está acostumbrando.

Ya no tengo ganas de correr, ni jugar, sólo quisiera dormir en un lugar caliente hoy, sólo por ésta noche. Una noche me basta, no pido más.

He oído que te gusta presumir de tu amigo, que te sientes muy orgulloso de él, porque es muy bueno, porque tiene un físico imponente, porque es deportista y tiene un carácter excelente, porque es un ejemplar perfecto. Dicen que te encanta decirle a todo el mundo que tu amigo tiene caché, que tiene pedigree, que sus padres son campeones.

Qué envidia.

Me encantarían que dijeran esas cosas de mi, aunque no sé lo que significan. Me encantaría que alguien presumiera por tenerme como amigo, que me dijeran que tengo un físico imponente y que soy un gran deportista, pero hacía mi solo oigo palabras desalentadoras.

Sólo escucho que soy un simple chucho, solo palabras que me piden a gritos que me aparte o me vaya, patadas y desprecio. Nadie presume de mi ni de mi largo y torcido rabo, o de mis orejas dobladas que me hacen parecer un cachorro, aunque sea un perro de dos largos años.

No comprendo la diferencia entre tu amigo y el mío, no entiendo por qué a él lo miran con admiración y yo soy invisible. Ambos tenemos cuatro patas, un rabo, dos orejas, dos ojos, un morro con una trufa. Él es canela, yo soy negro y tendría un pelo precioso si las pulgas no me estuviesen consumiendo ni tuviese el aspecto famélico que podrías ver… si pusieses alguna vez tus ojos en mí.

Un sueño.

Un sueño sería que miraras una de esas mañanas, que me dejases conocer a tu amigo, que me dejases conocerte a tí, que me rescatases de éste lugar y me dejases dormir una noche, una sola, en el calor de tu hogar.

Luego llévame a dónde quieras, pero regálame una noche, una sola.

O una mirada, con eso me conformo, una mirada tuya. Dejar de ser invisible por una vez, ser digno de ti por un instante.

Un sueño, una utopía, poder estar contigo y con tu amigo, poder sentir tu orgullo cuando corra y camine a tu lado, cuando recupere las ganas de jugar y de vivir.

Dejar de ser invisible y dejar de ser el chucho, para poder ser tu amigo.

 

Anuncios

3 comentarios en “Ser invisible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s