Planes rotos.

Jaulas llenas de sueños rotos y planes quebrados.

Ese es tu final después de años dedicados a regalar lealtad y cariño. Tú, maestro de humanos, que has dedicado cada minuto de tu vida en enseñarnos valores como la nobleza, la fidelidad y el compromiso, ahora ocupas una parte de esa cárcel, resultado de nuestra falta de educación y conciencia.

Pero no has sido tu, mi peludo amigo, el culpable del fracaso de esa enseñanza, si no el humano, que no quiso aprender ni valorar a ese maestro, supuestamente inferior en la escala evolutiva, que tanto da y tan poco recibe.

Hoy, tu final lo escribe un papel, días, semanas quizá, un papel que dicta cuando un perro como tu, joven, vivaz, divertido, simpático, noble y leal, será depositado sobre una mesa donde lo último que sentirás será un pinchazo y luego… el arco iris por el que pasarás, donde otros como tu, te explicarán lo que ha ocurrido entre lágrimas de dolor, por ver como todos sus esfuerzos por educarnos, han sido en vano.

Tu vida feliz ahora solo te parece una ilusión, un sueño, algo irreal que creíste que sucedía y que ahora crees que jamás existió. Eras un cachorrito muy mono, de esos que todo el mundo alaba cuando va por la calle, un peluche muy lindo al que abrazar cuando uno se siente mal, con el que dormir cuando solo tienes ganas de llorar. Un cachorrito que, aún con la inocencia que da la temprana edad, sería capaz de dar la vida por su aprendiz, el ser humano, a quien se somete como ser inferior, dejándose cuidar y amar, cuando en realidad es su humilde maestro.

Si el humano tiene hambre, él le traerá de comer, si el humano se siente solo, él se tumbará sobre su regazo, si el humano no tiene nada, él le hará rico, más que rico, millonario.

Pero… ¡Ay amigo! Los humanos no aprendemos, no como debiéramos. Y ahora tú, fiel, noble y desprendido, te encuentras en la tesitura de ser maestro no escuchado, amigo abandonado.

Una nueva etapa, que emprenderías feliz con el humano por quien darías la vida, te es negada por sistema. Negada por falta de amor.

Y no es tu culpa que el humano no haya aprendido a amar, no es tu error que te haya excluido de ese futuro.

Un futuro remediable, que se puede compaginar cuando tu perro no es solo tu perro, si no tu amigo y maestro.

Tu, que te adaptarías a la calle si te dejaran allí, que descansas tranquilo en tu cama si se te pide, que dormirías en el frío suelo si tu humano lo pidiera. Tú no podrás empezar esa nueva vida sin él, por falta de amor.

Si pudieras hablar, le preguntarías: ¿No hay pisos de alquiler donde me dejen estar contigo? ¿Has comprado una casa en un lugar donde no aceptan animales, sabiendo que estoy contigo? ¿No llegué yo antes que la casa, que la mudanza? ¿No te lamí las lágrimas? ¿No estuve contigo perenne cuando enfermaste? ¿No celebré contigo los éxitos?

Entonces… ¿por qué? ¿por qué no cuentas conmigo en esa nueva vida? ¿por qué no buscas un lugar donde pueda estar contigo? ¿por qué me condenas a ésta vida de encierro que sólo me llevará al final del que no hay retorno?

Dices que buscaste debajo de las piedras, que recorriste la ciudad para encontrar alguien que me quisiera, que lo intentaste todo. Dijiste, prometiste que yo no llegaría a ésta cárcel. Juraste que no entraría en la perrera.

Mírame, mírame si tienes agallas. Mírame tras éstas rejas, arrinconado, sin entender por qué no buscaste en el primer lugar, en tu corazón, un lugar en el que yo pudiera estar contigo, con mi aprendiz.

Dices que buscaste en todas partes, debajo de las piedras, que cruzaste mares para encontrar alguien que me quisiera. Pero errabas en lo más importante, en lo que buscabas. No hallaste, porque no tenías que buscar alguien que me cuidase. No lo lograste, porque lo que tenías que buscar era tu amor hacia mi. Tenías que buscar tu corazón. Y no lo encontraste.

Anuncios

Un comentario en “Planes rotos.

  1. El abandono y maltrato de perros es un problema que refleja el grado de educación de una sociedad. El respeto por la vida animal, debe enseñarse desde las escuelas, por que una sociedad sensible se vuelve una sociedad mas humana y mas solidaria. Saludos desde México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s