Perreras y Protectoras, parecen lo mismo pero NO lo son

Cuando nos vemos inmersos, directa o indirectamente, en el mundo del rescate animal y la gestión del abandono, nos acostumbramos a reclamar responsabilidad en nuestros conciudadanos. No entendemos, en muchas ocasiones, algunas de las decisiones que toman o realizan y tendemos a pensar “¿Y por qué no hace ésto otro, que así está ayudando a una entidad de protección animal?”.

Desconocimiento.

Es la razón principal por la que en éste país, estamos cómo estamos.

Y por eso, debemos dejar de lado, en ocasiones, todas éstas soluciones que consideramos mejores para paliar el problema tan grande que es el abandono y situarnos a pie de calle y pensar que hay algo, mucho más sencillo que luchar contra los molinos de viento que son nuestros gobernantes, que podemos hacer.

Educar, explicar, mover conciencias, desde lo más básico.

Y por ello hoy, vamos a contar brevemente, lo más básico, la diferencia entre una protectora y una perrera. ¿Por qué?

Somos conocedores de que, en muchas ocasiones, la gente que acude a adoptar se queja de los costes de una adopción (llegando incluso a insinuar que se comercia con los animales) o que exige a una protectora que se hagan cargo de todos los animales “porque para eso están”.

Y nos enfadamos por ello.

Y sí, tenemos razón en hacerlo, pero… ¿nos hemos preguntando si esa persona sabe realmente qué es una protectora? ¿Por qué cree éstas cosas?

Sí, lo has acertado de pleno, por desconocimiento.

Pues esa es nuestra labor como ciudadanos responsables, dar a conocer todo aquello cuánto sabemos, y contarlo a los que no, para cambiar la conciencia de nuestros conciudadanos y ellos también, se conciencien con la situación de los animales en nuestro país.

¿Qué es una perrera?

Una perrera es un centro público, pagado con los impuestos de todos los ciudadanos, gestionado por un ente público. Nnormalmente es competencia de los Ayuntamientos o las Diputaciones Provinciales, que pueden hacer o no una concesión con una empresa privada, que se encargue de la gestión. Se encarga de la recogida de los animales abandonados y su cuidado durante un tiempo limitado (dejando oportunidad a que los dueños los reclamen u otras personas los adopten) y que, terminado el tiempo limitado (y siempre dependiendo de cómo se gestione esa perrera) los sacrifican.

Cada perrera es gestionada de una manera u otra, dejando más tiempo a los perros antes de sacrificarlos, otras tienen unas premisas distintas de otras e incluso algunas, muy pocas, no sacrifican animales.

Los cuidados en éstos lugares son básicos, y sólo son vacunados cuando salen en adopción. Esa es la única garantía con la que salen de allí. Cuando un perro sale adoptado, si es adulto, será obligatorio que salga con desparasitación obligatoria, el microchip identificativo y la vacuna de la rabia (obligatoria para toda Andalucía), debiendo abonar el importe de vacuna+microchip+desparasitación.

Cualquier otro tipo de revisión veterinaria, así como esterilización (en caso de que el propietario la realice) correrá a cargo de su nuevo dueño en un veterinario que éste escoja.

Igualmente, es bastante habitual que muchos de los animales que salen de la perrera salgan enfermos, ya que en lugares donde hay hacinamiento de perros, hay enfermedades muy comunes (y contagiosas) como moquillo, parvovirus, traquebronquitos infecciosa (tos de las perreras) y otras más.

Las perreras llevan un control puramente administrativo sobre los animales que entran y salen, por lo que en ocasiones los animales pueden terminar en malas manos, de nuevo.

¿Qué es una protectora?

Una protectora es una entidad asociativa, que puede o no ser ayudada por los organismos públicos. Por lo general, la forman personas que deciden asociarse para ayudar a los animales abandonados y que se nutren de la ayuda solidaria para realizarlo.

No son un centro público, aunque en ocasiones, son ayudadas en forma de subvenciones por la Administración Pública, pero se nutren de la ayuda de socios, donantes y de los propios voluntarios.

Cada protectora tiene un reglamento que se establece por acuerdo de los socios de la asociación y que es llevado a cabo y gestionado por la Junta Directiva, personas elegidas por votación popular de los socios para llevar a cabo las funciones que se les designen.

Por lo general, lo común es que éstas protectoras rescatan, tratan, curan y preparan a los perros para darlos en adopción, vacunándolos tanto de la vacuna obligatoria (rabia) como de otras que son importantes para prevenir enfermedades que afectan a los perros, pero que pueden ser muy peligrosas (vacunas polivalentes para moquillo, leptospirosis, parvovirus etc, u otras como la vacuna para la traqueobronquitis infecciosa, etc), además de entregarlos esterilizados.

Toda ésta preparación supone un coste que la protectora sufraga con la ayuda solidaria de socios, donantes o subvenciones (si las reciben), por lo que cuando entrega a los animales, suele pedir un coste por la adopción que es acordado por los socios y la Junta Directiva.

En las protectoras, por lo general, se trata a los perros y se les mantiene hasta que son adoptados o mueren de viejos o por enfermedad. El sacrificio se considera cuando el animal sufre por enfermedad y no se puede hacer nada por él. Debido al hacinamiento de perros, es común la presencia de enfermedades contagiosas, a pesar de que se procure la limpieza y tratamiento de los perros afectados.

Las protectoras llevan un control más o menos exhaustivo sobre los animales que entregan en adopción, reservándose el derecho de hacer seguimiento bajo un contrato que adoptante y protectora aceptan seguir.

¿Cuáles son las diferencias entonces?

Las perreras son entes públicos, obligados a recoger a cuánto animal abandonado se halle en su territorio de actuación (local, provincial, etc), mientras que las protectoras son entidades asociativas que recogen cuánto pueden siempre dependiendo de la capacidad de la que disponen y que no están obligados a la recogida de los animales abandonados. Cuando las protectoras reciben una subvención pueden llegar a un acuerdo con el ayuntamiento que se la otorga.

Las perreras entregan a los perros únicamente con las condiciones que exige la ley (vacuna de la rabia + microchip + desparasitación), mientras que las protectoras, por lo general, entrega al animal sano, con todas las condiciones exigidas por ley, vacunas preventivas por su salud y esterilización ya realizada.

Las perreras no realizan un seguimiento de los animales que entregan, mientras que las protectoras suelen entregar a los animales bajo un contrato de adopción que asegure su bienestar, reservándose el derecho de realizar seguimientos al animal para asegurarse que está bien.

Las perreras sacrifican a los animales cuando hay sobrepoblación en el centro, o cuando termina el tiempo límite de espera para ese animal, mientras que las protectoras cuidan de sus animales hasta que son viejos, reservando el sacrificio sólo para aquellos animales que, por enfermedad, están sufriendo dolor.

¿Cómo ayudas más a los animales abandonados?

Adoptar es siempre una buena opción, elijas el centro que elijas. Si lo haces en una perrera, puedes estar salvando de la muerte a un animal, si lo haces en una protectora, también le salvas la vida pero además estás haciendo hueco para que un animal más sea rescatado.

Lo hagas donde lo hagas, conoce la diferencia y sobretodo, que éste artículo te sirva para entender por qué las protectoras piden un coste por la adopción, por qué las protectoras están saturadas y no pueden recoger a todos los animales, y que, con ello, ayudes concienciando a todos los que, como tu o yo, alguna vez nos hemos preguntando por qué las cosas son como son.

Anuncios

18 comentarios en “Perreras y Protectoras, parecen lo mismo pero NO lo son

  1. Carolina

    Me parece inverosímil este escrito, se falta mucho a la verdad y hablo con conocimiento de causa ya que he sido voluntaria en una perrera de Cataluña cuando existían, ya que en Cataluña no esta permitidas ya las llamadas perreras, son todo protectoras y muchas dependen de los ayuntamientos, no me parece justo que se ataque así a según que entidades y encima liando a la gente, creo que las protectoras tendrían que poner mas facilidades a la hora de adoptar, porque al final se supone que se lucha por que el animal sea feliz y encuentre una familia buena, no????

  2. En Cataluña, es la única comunidad con sacrificio 0, en Andalucía no, sólo unos pocos municipios lo son (Marbella, por ejemplo), y sí, hablamos con conocimiento de causa ya que conocemos diferentes perreras y diferentes protectoras.

    El artículo no se falta a la verdad, ni pretende atacar a nadie, sólo exponer unas diferencias que se dan en el territorio en que se encuentra ésta asociación. Nadie ha dicho que las perreras sean el infierno, sólo que son gestionadas por entidades públicas, algunas conceden su gestión a una empresa privada, y que en ellas, por desgracia, se sacrifica a los animales cuando hay un plazo límite, cuando están a tope las instalaciones, etc. No porque a ellos les guste, sino porque hay, por desgracia, una sobrepoblación de animales abandonados y es la única manera en que, de momento, consideran que se puede gestionar éste problema en éstos centros.

  3. espero que este articulo no tolga gana a la gente de adoptar un perro en una perrera!!!! Las protectoras hacen un trabajo extraordinario..en las perreras muchas veces sacrifican los pobres animales y por esto hay que empezar a adoptar un perro allí

  4. Yo

    Yo no puedo hablar en general, solo de lo que conozco. Es verdad que el centro Zoosanitario, está gestianado por un ente público, al contrario que la Protectora. Pero, he estado en los dos sitios, y la diferencia es grande.
    En la protectora, hay perros de varias razas y tamaños juntos en pequeños cheniles con un pequeño cuartito. La mayoría sale a pasear solo una vez a la semana ¿el resto del tiempo?
    ¿Cuántos seguimientos se hacen de los animales adoptados si no son por las fotos que los adoptantes envían?
    El documento, lo que da a entender es que la perrera es horrible y la Protectora no. Y no es asi. Las dos tiene cosas buenas y no tan buenas.

  5. No, no se trata de que se crea que la perrera es peor que la protectora. Salvar a un animal es lo importante, sea de donde sea, pero se quiere explicar por qué las protectoras hacen algunas cosas por las que son criticados, como pedir un coste por la adopción.

  6. Lola Montero

    En mi humide opinión,lo que intenta el articulo es hacer una diferenciando entre un organismo y otro.

    Yo que vivo en Málaga,sé que gracias a un grupo de personas y a la misma protectora se están salvando vidas de la perrera.Vidas,algunas, que han estado en el corredor de la muerte esperando su final.
    Pero también he vivido propias experiencias o de personas muy cercanas que han dejado su animal en la perrera, se han arrepentido y cuando han ido a buscarlo lo habian sacrificado.Perros que han recogido de la calle y a los dos dias se han ido a adoptar y ya estaban sacrificados,perros adoptados en una protectora,el propietario se arrepiente de su decisión y en lugar de llevarlo de nuevo a su lugar de origen lo lleva a la perrera,esta protectora sabe de la noticia y cuando va a recuperarlo ya está sacrificado…mas y mas.
    En la protectora,ofrecen una nueva oportunidad,luchan por un animal hasta encontrar un hogar e incluso algunos permanecen alli hasta su vejez porque nadie se ha fijado en ellos.

    Es razonable pensar que nos todas las autonomias tienen los mismos condicionantes y por supuesto cada uno habla entiendo,por su experiencia.

    Pero puedo asegurarles que sobreviven muchos más animales en las protectoras y refugios que en las perreras.

    Y al menos aqui,en Málaga no se comercia con ellos .Una protectora nunca recuperará el gasto que supone mantener y cuidar a un animal en sus instalaciones,pero al menos con la solicitud economica de la adopción pueden ayudar a tantos que tienen y a más que entrarán por desgracia.
    Animales abandonados por motivos varios y otros recogidos de la perrera donde ahora quizás si,pero hasta hace poco tenian muy pocas posibildades de sobrevivir.

  7. Yo

    Pero la perrera se rige por unas normas. Yo estuve hablando con ellos por el abandono de un perrito de un particular, y me explicaron el proceso que están obligados a seguir por ley.
    Al recoger a un animal abandonado de la calle, o al llevarlo alguien, el animal tiene unos quince días para que el dueño reclame. Al cabo de esos quince días, el animal pasa a la fase de adopción,
    Si como deciis, el animal es sacrificado al cabo de dos días de entrar en la perrera, es ILEGAl y denunciable.
    En este caso, me interesé por el perro y estuve llamando con regularidad hasta que lo adoptaron.
    Y además. se dice que en las perreras no se vacunan a los animales contra ciertas enfermedades y en la Protectora se da a entender que si, y tampoco es cierto.
    No pretendo, ni mucho menos, crear polémica ni menospreciar la labor que hacen unos y otro, Pero hay que ser imparcial al dar información. La perrera tiene sus cosas buenas y no tan buenas al igual que la protectora.

  8. Voluntaria malagueña

    Lo siento, pero al contrario de lo que leo, estoy muy de acuerdo con este artículo… también por propia experiencia en Málaga.

    No puedes ir a la perrera a que te informen, tienes que verlo. Sí, en la perrera de Málaga se difunden perros para su adopción, pero ¿y los gatos? algunos son adoptados cuando hay personas que se desplazan para verlos y se interesan en ellos, otros no corren esa suerte. Es la cruda realidad, se siguen sacrificando perros, gatos… etc.

    Lo que a mi me jode es que estos sucesos tengan lugar gracias a mis impuestos que estoy obligada a pagar como ciudadana.

    En la protectora a la que pertenezco, no se sacrifican perros… un ejemplo es un perro cojito que llegó allí de los primeros, ahora está en una jaula “senior” y acabará en Geriátrico… porque allí no se sacrifican perros (sí se practica la eutanasia por motivos de salud del propio animal, y siempre evaluado por un equipo veterinario). La diferencia es clara.

    ¿Que esto no pasa en Cataluña? Pues lo cierto es que no lo sé. Este año he visitado la Protectora de Barcelona (la del Tibidabo, no sé si hay más) y me llamó muchísimo la atención las buenas instalaciones y lo bien cuidados que están allí los animales, los “pocos” que tienen (aprox 100) en esa en concreto. Me estuve informando y además de tener calefacción, tienen paseos diarios (vi con mis propios ojos las instalaciones, conocí a los voluntarios, estuve visitando algunos perros…), ¿será que en Barcelona se abandonan menos perros? No lo sé, la verdad. Sí que es cierto que la mayor parte de la población tienen perros. A cada paso por la ciudad me encontraba un perro paseando con su dueño. Y lo más sorprendente, no vi ni uno sólo abandonado! (cosa que en Málaga no pasa, hay un perro abandonado por barrio prácticamente)

    ¿Cómo te puedes quejar de pagarle a una protectora a la hora de hacer la adopción? ¿Sabes cuánto lleva gastado la protectora en ese perro durante su “estancia” allí? La Protectora de Málaga alberga alrededor de 750 animales, teniendo capacidad para menos de la mitad… imagínate cómo están de saturados. La protectora tiene que pagar por pastillas y productos de desparasitación, vacunas, microchip, material quirúrgico para la castración… En la que yo estoy, por 80 euros te llevas un perro o gato (da igual tamaño y sexo) desparasitado interna y externamente, con sus primeras vacunas, con chip y pasaporte, y castrado… ¿cuánto te llevan en un veterinario por eso? (recientemente llevé a mi perra a un veterinario para esterilizarla, solo la esterilización me salía por 240 euros). Vale, he tirado por lo alto porque es hembra y de tamaño grande… Anteriormente llevé a mi gato macho a castrar, y me cobraron 80 euros, por lo que sigue mereciendo la pena, económicamente hablando, llevarte un animal a través de una protectora. Ni que decir tiene que las dos mascotas siguientes fueron adoptadas (ojo, las anteriores no fueron compradas, por si da lugar a dudas).

    Realmente no importa dónde adoptes a un animal, si en la perrera o en la protectora. Desde mi experiencia, me consta que animal que es adoptado en la protectora es animal que deja un hueco libre para uno de la perrera. Salvas vidas igualmente, no importa dónde adoptes pero hazlo siempre con responsabilidad.

  9. No, no es que no se vacune en la perrera y sí en la protectora. Como en todo, cada protectora y cada perrera se gestiona como la entidad decida.

    En la perrera, cuando salen los perros adultos salen obligatoriamente con la rabia y el microchip y los propietarios pagan por ello, pero si el propietario decide no vacunar de, por ejemplo, la polivalente, no sale con esa vacuna. Y las vacunas se ponen en el momento en que son adoptados, mientras que en su estancia allí no se les vacuna. Normalmente es así.

    En las protectoras, cada una lo realizará de una manera, en la que yo estoy de voluntaria se les vacuna nada más entrar (siempre y cuando estén sanos) de polivalente, tos de las perreras y rabia, no cuando se entregan, sino cuando entran, o hasta que están listos para ser vacunados.

  10. Tuviste suerte de que ese perro tuviera ese final, te aseguro que no todas las perreras son así. Algunas hacen lo que pueden por evitar sacrificar animales, aunque al final lo hagan, tengo constancia de cerca. Otra, como el zoosanitario de Málaga, por fin ha abierto sus puertas a un grupo de voluntarios que por fin están difundiendo a los perros de allí, pero hay otras que no…

    Hasta hace poco, el zoosanitario de Málaga tenía su web sin actualizar, los perros que aparecían para difundir no eran los que estaban allí, y sí, también lo sé por experiencia cuando me dijeron en una ocasión mientras seguía la pista de un perro que había sido entregado: “Bueno, si quieres buscar a ese perro, tendrás que venir a buscarlo en las jaulas”. Y allí lo encontramos, y en la oficina ni siquiera tenían constancia de que estaba allí. La chica que consiguió sacarlo de allí tuvo que vivir una odisea de largas para poder llevarse al perro.

    Por suerte y por fin parece que ésto ha cambiado, pero ha tenido que ser gracias a una asociación sin ánimo de lucro que ha conseguido la oportunidad de poder difundir a esos animales, oportunidad que no tenían hasta hace unos meses.

  11. Hidinu Nu

    No sé lo que ocurre en las perreras de Cataluña, Canarias o Murcia. Y como no lo sé de primera mano, me abstengo de afirmar o negar nada taxativamente referente a su funcionamiento, usos y costumbres. Dicho esto me asombra que la señora o señorita Carolina exprese tan alegre como imprudentemente que el artículo le resulta inverosímil y que en él se falta a la verdad o que se “lía” a la gente. Creo que una reflexión y/o rectificación acerca de tales afirmaciones estaría muy bien indicada por su parte pues precisamente este tipo de intervenciones es lo que mueve a confusión.
    Dado que el artículo viene publicado en la página de Asociación Málaga Perruna, es bastante obvio que en él no se entra a analizar la realidad de toda y cada una de las perreras/protectoras/refugios/albergues de la geografía nacional. (Puestos a ser tiquismiquis incluso la denominación puede tener sus diferencias según a qué zona nos refiramos). El artículo entra a clarificar de modo contundente y magnífico los puntos clave del por qué no se debe prestar a confusión uno y otro establecimiento. Ello puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte, por ejemplo. Me consta que en multitud de perreras diseminadas por toda la geografía de este país “tan responsable y amante de los animales” llamado España se asesinan perros como quien hace churros. Y que en sus tristes instalaciones (por supuesto que habrá excepciones) están expuestos como segundo riesgo a contraer enfermedades de todo tipo y gravedad.
    Personalmente no conozco la realidad de las perreras/protectoras/refugios/albergues etc de otros lugares. Sí, por el contrario las de mi provincia. El artículo que ha dado pie a estos comentarios no sólo no es clarificador sino absolutamente riguroso y completamente ajustado a la verdad.
    No deseo alargarme en algo que nada más sería reiterar lo ya expresado. Sólo añadir un par de muy cercanas experiencias propias y personales, a modo de ilustrativo ejemplo clarificador y que hacen referencia a dos perros adoptados por mi familia. (Más de primera mano no puedo encontrar experiencia alguna).
    Caso A: Una hermosa y muy tímida podenquita adoptada en un Refugio de mi provincia. Esta perrita llevaba allí seis años tras haber sido rescatada por ellos mismos. Estaba admirablemente atendida tanto en su calendario de vacunaciones, esterilización, desparasitaciones periódicas, etc. Como en su aspecto de necesidades afectivas (dentro de lo que, lógicamente, un centro con más de setenta perros se puede dedicar a esta labor, teniendo en cuenta que no sería posible sin esas “extrañas” y absolutamente generosas personas llamadas voluntarios). Si nadie la hubiese adoptado habría envejecido hasta morir de forma natural en las instalaciones de ese lugar. Habría sido atendida, operada si hubiese hecho falta, tratada… como sé que se trata a los perros allí recogidos, mantenidos y albergados. Sé que esta perrita me fue dada en adopción tras haber considerado que nuestra familia era apta para ello y que podíamos brindarle un hogar, y no íbamos a destinarla a otro fin que no fuese amiga y compañera. Al ser adoptada su lugar fue ocupado por otro perro necesitado. Continuamos manteniendo el contacto con el refugio y las personas que lo sostienen y dirigen.
    Caso B: Linda y muy joven galguita entregada o abandonada por un galguero junto a varios ejemplares más en una perrera de mi provincia. Salvada in extremis y por impulso de que fuera a caer en manos de un gitano por cuyos comentarios deduje sin opción a dudas que si no era lo que esperaba (en cuanto a rendimiento en la carrera) la liquidaría. En la perrera quien llega se lleva al perro que quiera, ya sea para compañía, venta, guarda o caza. Sale de allí chipada, vacunada y desparasitada, todo un momento antes de sacarla. Logramos evitarle el sacrificio si no salía adoptada en equis tiempo (desde luego jamás de los jamases seis años, como en el caso que referioro de mi otra perra) y logramos evitarle el suplicio de un dueño desnaturalizado y cruel. Pese a ingreso hospitalario, analíticas, tratamientos, proceso de casi tres meses y tres veterinarios a su disposición las 24 horas del día (de su familia ni hablamos, como es lo normal) la pobre perra se muere de moquillo. Probablemente lo contrajo allí. Un caso de mala suerte. Porque no pretendo con ello decir que todo animal que sale de la perrera sale enfermo, aunque hay que tener la decencia de insistir en que es una posibilidad.
    Creo que las diferencias entre ambos casos son bastante elocuentes.
    ¿Dónde está el presunto comercio? Quien diga eso se hace reo de supina ignorancia y poco sentido común.
    Como siempre que se piensa seria y reflexivamente en adoptar a un animal, tanto si se adopta de una protectora como de una perrera cuanta más información tengamos, siempre, siempre, mejor. Así podremos obrar en consecuencia y, según nuestras circunstancias, acudir a un centro o a otro.
    Al final lo que importa es salvar una vida que, en brevísimo tiempo, se convertirá en uno de nuestros más queridos tesoros.

    1. Carolina

      Sigo pensando lo mismo, llevo muchos años con temas animalistas y de verdad que lo que son excepciones son las perreras en las que no se atiende al animal, que luego sacrifiquen o no es otra historia, pero tener un animal sin los mínimos cuidados es falso dese mi punto de vista. También en el articulo se dice como se entregan los animales y por eso hay un gasto, también opino que el precio que se pide por una adopción es alto y se supone que los veterinarios de las protectoras/perreras son mas baratos, pues a mi mí veterinario me lo hace mas barato y eso que también se supone que en Cataluña es mas caro!!!!!, la ultima adopción me costo 50€ que lo veo algo normal, pero 150 o 200 euros????? No se, se supone que lo que se debe hacer es buscar una buena familia para el animal y darle un buen futuro y se dan muy pocas facilidades para el tema de la adopción. Mi ultimo caso a sido no hace mucho al querer adoptar un perrito para mi abuela, me lo han negado ya que mi abuela dicen es muy mayor, 74 años es muy mayor??? siempre ha tenido perro y además me pedían 200€ y eso que era un cachorro de menos de 6 meses, así seguro que las prote/perreras se llenaran de animalitos sin opción a ser adoptados

  12. En la que yo colaboro piden 150 euros, sí, pero es que cuando los sacamos les hacemos analíticas de: leishmania, erlichia, moquillo, anaplasma, borrelia, babesia y algunas otras más. (en un veterinario normal, en Málaga, ésto es mínimo 50 euros, porque ya de la leishmania con descuentito son los 40 euros fijo), vacunas (polivalente, tos de las perreras y rabia), esterilización (por barata que nos la pongan), eso si no viene malo que hay que darle tratamiento (y sí, normalmente vienen malos), microchip y durante el tiempo que estén darles de comer, desparasitarlos contra pulgas garrapatas y parásitos internos.

    Son mucho más de 150 euros. En el momento en que pensemos que dar esa cantidad por un animal es comerciar con ellos en lugar de pensar que ese dinero será para ayudar a otro animal en malas condiciones, es que ando algo mal en la conciencia y cultura de éste país.

    1. carolina

      Hola, no me refería a eso, estaba hablando de un caso concreto, los 200€ que me pedían a mi por un cachorro, que no estaba esterilizado tenia la primera vacuna y el resto corra por mi cuenta, con un contrato de compromiso de hacérselo yo.
      Yo también llevo muchos años y por supuesto que hay cosas peores, pero desde mi punto de vista no lo veo tan negro y si es cierto que hay perreras en las que no se les dan los servicios mínimos, denunciarlo, hacer algo para que esto pare. Un grupo de amigas mías conseguimos que cambiara de encargados una protectora de por aquí por varias cosas que considerábamos no eran justas o no hacían bien, nos costo tiempo y te diría que hasta dinero de algún viaje que tuvimos que hacer, pero al final lo conseguimos, yo no quiero discutir con vosotras, creo lo que decís, por suerte aquí las cosas están bastante mejor, no existen las perreras, están prohibidas por ley, se les ha de dar a los animales todo lo que necesiten (vacunas, tratamiento, etc) y por suerte la gran mayoría de protes ponen muchas facilidades.

  13. Y sí, conozco varias perreras de Málaga. En algunas se trata a los perros con la mayor dignidad posible. No es que se les trate mal, pero obviamente los cuidados que se tienen en otros sitios no es el mismo. No se evalúa cómo es el perro para juntarlo con unos u otros, no se les saca a menos que sea para sacarlos en adopción, hay como 7 o 10 perros en una sola jaula, y los horarios son limitados (de oficina, solo por la mañana) para sacar en adopción a los perros. Nadie ha dicho que se les maltrate, pero obviamente no es un lugar idóneo, ni mucho menos. Es mucho más difícil detectar cuando un perro está enfermo, la atención a los perros es puramente dar de comer, limpiar y casi ya está, los empleados no tienen contacto con esos perros a nivel personal, sencillamente porque les es imposible, no porque no quieran (no es falta de humanidad, si no tiempo)

    En las protectoras masificadas también ocurre ésto, más o menos, pero hay voluntarios que dedican su tiempo y esfuerzo en evitar todo ésto, que los sacan de paseo, los cepillan, entran a los cheniles y les dan cariño y atención, saben cuando están enfermos… es muy distinto, pero que mucho. Llevó ya muchos años metida en éste mundo, he visitado protectoras y perreras, he sido y soy voluntaria y he visto y tocado todo ésto que dice el artículo y otras cosas que es casi mejor ni contar.

  14. maria

    Para mi ni protectoras ni perreras son eficientes; las protectoras mucho bla bla sobre las perreras pero siempre andan con el ….es que estamos saturados no podemos tener mas animales….. y las perreras pues les encanta sacrificar animales…. saturacion vale lo que digan unos y otros pero el caso es que el mundo esta saturado de gente tambien y no por eso se les mata o mete en cajones como hacen en las protectoras que acostumbran a meter en pequenas jaulas a los pobres gatos y las perreras dejan morir de asco al animal .Levanto el dedo por todas esas personas que dia a dia caminan para llevar comida a gatos y perros abandonados aun teniendo pocos recursos economicos; levanto el dedo por esas personas de las que nadie habla pero son las mas valiosas porque ellas son las que hacen las cosas con el corazon; bajo el dedo para el resto que deja mucho que desear

  15. Pingback: Protección animal:Perros rescatados por SPA Amigo Mío de la perrera de Teruel | Mi Ciudad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s